Bienvenida

Niego tal acusación, señora. Cualquiera que sean mis opiniones personales, no estoy intentando imponerlas a su planeta. Simplemente, he echado sobre mis hombros la tarea de clarificar ciertas verdades y hacer que su pueblo sea consciente de ciertas frías y duras ecuaciones matemáticas, cuyo resultado final es el desastre, y que no pueden ser modificadas por creencias, por oraciones, o por las teleseries que emitís en vuestras redes de vídeo.

Los viajes de Tuf
George R. R. Martin